Pilates puede ofrecernos una serie de beneficios para contrarrestar estos males y ayudarnos a mantenernos en una buena condición física.

Algunos ventajas del Pilates son:

  • Mejora la Postura.
  • Alivia los dolores lumbares.
  • Incrementa el desarrollo de los músculos abdominales.
  • Favorece la agilidad.
  • Favorece la coordinación.
  • Favorece la destreza.
  • Favorece el equilibrio corporal.
  • Favorece la flexibilidad.
  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Favorece la tonificación de los grandes grupos musculares sin olvidarse de los
    músculos pequeños y profundos.
  • Fortalece los músculos sin incrementar la masa muscular (hipertrofia), esto es
    óptimo para aquellas personas que desean estilizar el cuerpo sin incrementar la musculatura.
  • Favorece la mejora de la condición física y mental del practicante.
  • Desarrolla la concentración y atención.
  • Favorece el tratamiento de la osteoporosis, ya que al estimular la formación
    de masa ósea, reduce el riesgo de fracturas.
  • Reduce la ansiedad y el stress, dado que esta disciplina, requiere una buena
    concentración para la realización de los ejercicios ya que despeja la mente de los
    problemas personales.
  • El sistema Pilates aumenta las repeticiones de los ejercicios y la cantidad de los mismos
    en forma paulatina, por lo cual casi no produce agujetas o dolores musculares.